Jueves, 22 de marzo de 2007
Publicado por La_Seu @ 14:07
Comentarios (1)  | Enviar



Francisco Martínez y Martínez¡Todo por la cultura!






Portada del libro sobre Francisco Martínez y Martínez.


FEDERICO MARTÍNEZ RODA*/




En 1909 numerosos acontecimientos de la sociedad valenciana tuvieron como escenario las instalaciones de la Exposición. Los Jocs Florals de ese año se celebraron en su Salón de Actos, y contaron con la presencia de la Casa Real. El poeta ganador fue Ramón Andrés Cabrelles, y la Regina dels Jocs fue la Infanta María Teresa de Borbón, hermana de Alfonso XIII, a la que se le concederá, más tarde, el título de socia de mérito. Se leyó además una poesía de su tía, la infanta Paz, hermana de Alfonso XII. En el escenario de la Exposición, tuvo lugar también el acto de coronación del poeta Teodoro Llorente Olivares.



En este mismo año 1909 se organizó una importante excursión de las que preparaba Lo Rat Penat. Se viajó a Castellón de la Plana con la intención de honrar la memoria de Joan Cardona Vives. Ya allí acudió Francisco Martínez con Teodoro Llorente Olivares, Francesc Martí Grajales, Carles Sarthou, Roc Chabàs y Lluïs Cebrián Mezquita. Como era habitual en Francisco Martínez, participó en otras muchas excursiones, hasta tal punto que, bajo la presidencia de Francesc Almarche (1919-1927) fue responsable de la sección de Excursiones, lo que no le impidió desplegar gran actividad en las demás iniciativas culturales de Lo Rat Penat.





Breve paso por la política



Del valencianismo cultural pasó al valencianismo político pero pronto se desengañó tanto por razones personales como por los pésimos resultados electorales obtenidos. El blasquismo, a principios de siglo, aparecía como una fuerza política emergente; mientras que los nuevos partidos, incluso los autodenominados valencianistas, tenían muy pocas posibilidades de lograr representación parlamentaria o municipal, como así ocurrió. Por su parte, los partidos dinásticos todavía mantenían cierta fuerza aunque se encontraban en proceso de descomposición. Pero si el valencianismo perdió un político, encontró un intelectual que, poco a poco, logró gran reconocimiento y prestigio.





La colaboración con Almarche



Francisco Martínez colaboró estrechamente en las actividades de Lo Rat Penat. Entre los logros del periodo de la presidencia de Almarche se encuentra la reorganización de la Sección de Publicaciones, a la que se le dará amplias facultades y autonomía para la edición de las obras que considerara conveniente. También se formará un grupo de jóvenes que se denominará “Joventut de Lo Rat Penat”, que regalaron al Ayuntamiento una copia idéntica de la Senyera del rey Jaime I, financiada por suscripción popular y que se guardó en la casa de la ciudad. Se organizaron también las conferencias sobre “Regionalismo” pronunciadas por Bernat Morales San Martín, nombrado en esos años Miembro Correspondiente de la Real Academia Española, y además se volvieron a realizar las interrumpidas excursiones.



La posición de la Joventut de Lo Rat Penat, como una sección más de la misma, hará que la participación de los miembros de la sociedad sea bastante importante en la revista, promovida por esta sección. A lo largo de 1925 aparecen publicados artículos y colaboraciones de algunos de los miembros más destacados, así como de eruditos de la época, entre los que figuran: Francesc Almarche, Joseph Rodrigo Pertegás, el poeta Estanislao Alberola, Nicolau Primitiu Gómez, Josep Sanchis Sivera, Josep E. Galiana, Salvador Soler Soler, Francesc Lacomba, Eugeni Almenar, Francesc Puig Espert, y Francesc Martínez Martínez. Otros asiduos de la misma eran el poeta Angeli Castañar Fons, Pepet d’el Turia, Emili Daroca y Josep Gallego.





En primera línea



Acabada la presidencia de Almarche, Francisco Martínez continúa en primera línea, y más todavía tras haber sido miembro fundador del Centro de Cultura Valenciana en 1915. Ahora desde esta academia tendrá una proyección mayor, y así se observa el 11 de julio de 1927 cuando se elige a unos ponentes para celebrar el centenario de la torre principal de la catedral de Valencia: el Micalet. Bajo la presidencia de Facundo Burriel García de Polavieja, encontramos a Josep Sanchis Sivera y a Francisco Martínez, entre otros, para preparar la conmemoración.



Llama la atención el tesón y la continuidad de Francisco Martínez en apoyo a toda actividad cultural valencianista. Durante el reinado de Alfonso XIII y durante la II República vemos aparecer el nombre de Francisco Martínez en jurados, comisiones organizadoras y puestos de responsabilidad en la gestión cultural. Más todavía, en 1940, en el jurado calificador de los premios de los Jocs Florals en la que era regina Carmen Franco, hija del Jefe del Estado, junto con Tomás Montañana, Romà Perpinyà, Teodoro Llorente Falcó, Martí Domínguez y Eduardo López-Chávarri, entre otros, encontramos ¡cómo no!, a Francisco Martínez, que ya contaba con 76 años.



Este hombre verdaderamente incombustible, además, se permitió dotar un premio de los Jocs Florals, de 1934. Veamos ahora una reseña biográfica de este alteano, nacido el 13 de julio de 1866, ejemplo de una clara conciencia valencianista.



Tras sus estudios de Derecho en la Universidad de Valencia, donde se licenció en 1889, fue nombrado juez municipal de Villajoyosa. Dejó la carrera judicial y tuvo una intensa actividad cultural. Sus colaboraciones con publicaciones periódicas fueron constantes. Su interés por la cultura valenciana le llevó a coleccionar dibujos, grabados y pinturas de gran valor. También coleccionó cerámica, bronces y esculturas. Se interesó por el folclore, participó en el III Congreso de Historia de la Corona de Aragón, celebrado en Valencia en 1923.





El más cervantista de los valencianos



Escribió obras de crítica literaria: San Francisco, Cervantes y Valencia (1916), Martín Juan de Galba, coautor de Tirant lo Blanch (1916), Don Guillén de Castro no pudo ser Alonso Fernández de Avellaneda (1935); entre sus obras de Historia tenemos: El Descubrimiento de América y las joyas de la Reina Doña Isabel (1916), Melchor Valenciano de Mendrilazo. Jurado de Valencia (1917), Algo de Bibliografía Valenciano-Vicentista (1920), Un portugués Maestro e Historiador valenciano. Nuevos datos para la biografía de Fonseca (1923), Una leyenda más, destruida. La Colección de Medallas del Doctor Strany (1925); y de folclore destacan Folklore valencià. Coses de la meua terra (La Marina) (1912), Folklore valenciá. Coses de la meua terra (La Marina). Segona tanda (1920), Folklore valenciano en el Quijote (1922) y, finalmente Folklore valencià. Coses de la meua terra (La Marina). Tercera y darrera (1947). Publicó dos obras jurídicas tituladas: Los riegos de la Villa de Altea y su derecho consuetudinario y El derecho consuetudinario de Altea. También se interesó por la Arqueología, publicó “Un castro romano en Fuenterrobles (distrito de Requena).



Como estudioso de la obra de Miguel de Cervantes, formó la Biblioteca cervantina de autores valencianos por medio de la que reeditó libros cervantinos agostados e incluso desaparecidos. Por eso se dijo de Francisco Martínez que era “el más valenciano de los cervantistas y el más cervantista de los valencianos”. Fue miembro de la Sociedad Económica de Amigos del País de la ciudad de Valencia y de Lo Rat Penat, de la que llegó a ser vicepresidente. Entre 1941 y 1943 fue Decano del Centro de Cultura Valenciana.







*Universidad CEU Cardenal Herrera

Tags: Valencia, valencianismo, Carod, coalición, tirant, Sentandreu

Comentarios
Publicado por eva_altea
Domingo, 01 de febrero de 2009 | 17:26
hola! muchas gracias por publicar esto,nose ni como llegu?...pero me ha servido de mucho ya que estoy haciendo un trabajo de investigaci?n de ?l para todo el curso. Muchas gracias.Gui?o