Martes, 20 de febrero de 2007
Publicado por La_Seu @ 10:53
Comentarios (2)  | Enviar
El duque o el ?goig de viure?

El duque de Calabria, tercer marido de Germana de Foix, fue un hombre cultivado y uno de los principales introductores del ?renacentismo? en Valencia

F. HERRERO/

Cuando en el culmen de su monarqu?a, Felipe III quiso un escenario que se correspondiera con los fastos de su reinado para la celebraci?n de su matrimonio, eligi? Valencia. No fue ajena a la elecci?n la persona de su valido, el marqu?s de Denia, de la Casa de los Borja, cuya familia hab?a formado parte, cincuenta a?os antes, de la m?s espl?ndida corte renacentista que conoci? Espa?a, la del Virreinato de Germana de Foix y Fernando de Arag?n, duque de Calabria.

?A las bodas venturosas/ de Felipe de Madrid/ lo mejor del Manzanares/ vino a Valencia del Cid?, dec?a Lope de Vega en una cuarteta, pero Sanchis Guarner, en su Ciutat de Val?ncia, recoge otros versos de Lope que advert?an al monarca: ?Bellissima ciudad; pero quisiera/ que llegaras, se?or, con gallard?a, que son muy principales los se?ores y cavalleros d?esta tierra?...

Hab?an pasado casi cincuenta a?os de la muerte del duque de Calabr?a y catorce m?s de Germana de Foix, pero los rescoldos del resplandor de su corte iluminaban todav?a como para atraer al rey de todas las Espa?as... donde no se pon?a el sol... Y volviendo a Sanchis Guarner, dice del magn?fico matrimonio virreinal: ?La reina Germana ?lo fue, cuando esposa de Fernando el Cat?lico? era una occitana adeliciada i sensual, afeccionada al luxe, les festes i la conversa enginyosa,?y, resaltamos el p?rrafo dedicado al duque, que le se?ala como impulsor de aquella radiante corte renacentista? a instancia del duc de Calabria, mestre en el goig de viure i promotor d?una nova concepci? cortesana, camvi? la residencia dels virreis al sumptu?s Palau Reial; Els virreis milloraren intensament la resid?ncia (...) Bells jardins voltaven el palau, on, segons deien, hi havia tantes cambres como dies t? l?any?.

El culto cortesano
Oscurecido por la fama de Germana de Foix, viuda de Fernando el Cat?lico ?uno de los m?s grandes monarcas de Arag?n y de Espa?a, modelo inspirador de Maquiavelo para su Pr?ncipe?, gobernante con pu?o de hierro en guante de seda cuando capitane? la dura represi?n contra las German?as, la cita de autoridad anterior ya empieza a situar al duque de Calabria, el tercer esposo de Germana, en su destacado papel como introductor de las corrientes culturales y sociales italianizantes en Valencia, por donde el Renacimiento lleg? a Espa?a.

Si el primer marido de su esposa pudo ser el modelo del ?Pr?ncipe? de Maquiavelo ?y aqu? abrir?amos un paralelismo con Germana como implacable gobernante?, el duque lo fue del Cortesano del escritor y m?sico valenciano Llu?s Mil?, que retrata aquella ?cort cultivada i refinada? que lleva el sello del napolitano duque de Calabria.

Baste citar el Cancionero del Duque de Calabria, obra imprescindible para el conocimiento de la m?sica renacentista, para que el nombre del duque permanezca y tenga el subrayado merecido. Se sabe de la riqu?sima biblioteca musical del duque, que destin? como legado a San Miguel de los Reyes, con otros vol?menes de su colecci?n personal y adquiridos para lo mismo, y que sumaban en total casi un millar. La capilla musical del virrey fue, seg?n los historiadores expertos, la mejor dotada de Espa?a en su ?poca. Ten?a cuarenta cantores, am?n de los instrumentistas, los m?sicos con encargo, recopiladores de obras, etc?tera. As?, el historiador fray Jos? de Sig?enza dice del duque de Calabria y su Capilla que era ?la mejor de musicos que huvo en Espa?a, porque se junto all? quanto bueno se hallaba y todos ivan a servirle con mucho gusto?.

Entre la c?rcel y la corte
Fernando de Arag?n, pr?ncipe napolitano, descendiente de Alfonso el Magn?nimo, hab?a sido v?ctima de las disputas territoriales en Italia entre las potencias de la ?poca y del expansionismo espa?ol que anexion? el Reino de N?poles a la Corona hispana. Desterrado, Fernando permaneci? ?retenido? en el castillo de X?tiva varios a?os, pero hizo su suerte cuando rehus? la proposici?n de los ?agermanats? para encabezar su causa, lo que le granje? el favor del emperador Carlos y, con ?l, la mano de la virreina de Valencia, Germana de Foix. No jug? el duque papel de relevancia en la represi?n de las German?as, por lo que su figura carece de sombras, y s? tiene las luces que le corresponden como uno de los principales introductores del renacentismo en Valencia y, por extensi?n, en Espa?a.

Tags: Duque de calabria, valencia, Tirant, Coalició, valencianismo

Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 14 de junio de 2007 | 2:36
tambien debian de hablar sobre su descendencia pues tuvo un hij ilegitmo de cuya madre no se da nombre alguno y su nombre fue Juan Pablo de Matarredonaque caso con Maria de Moncada.
Publicado por Invitado
Lunes, 01 de diciembre de 2008 | 21:39
Me gustar?a encontrar informaci?n sobre la relaci?n del duque de Calabria con Manzanera. Agradecer?a much?simo cualquier ayuda