Mi?rcoles, 27 de diciembre de 2006
Publicado por La_Seu @ 16:34
Comentarios (0)  | Enviar
Los primeros indicios señalan que podría haber formado parte del interior de una antigua villa llamada Cebolla, que fue creada por el Cid Campeador.






Un tercer molino de agua, del siglo XVII, aparece en El Puig en perfecto estado




Un historiador cree que se encontrarán otros tres de los siglos XIII a XVII



Un tercer molino de agua, este del siglo XVII, ha aparecido en El Puig. El hallazgo es obra del historiador Julio Badenes, que cree que en la localidad se encontrarán próximamente otros tres de los siglos XIII a XVII. El molino se encuentra en muy buen estado, conservando la entrada y salida del agua y la piedra moledera.




SILVIA TORMO/ EL PUIG






Entrada de agua al molino del siglo XVII ahora descubierto.


En plena huerta y muy próximo a la Cartuja de Ara Christi en El Puig se ha encontrado otro molino de agua, éste del siglo XVII. El primero fue hallado próximo a la autopista, el segundo está situado en una partida al este del municipio, y el tercer molino, conocido como Dels Frares, está ubicado en la zona oeste de la localidad.


Este último molino, conocido como de los frailes por su cercanía a la Cartuja se ha encontrado en perfecto estado. Hasta la fecha se sabía de su existencia aunque se desconocía el lugar exacto y cuál era el estado de conservación del engranaje.

El historiador local Julio Badenes ha sido quien ha localizado el molino y descubierto nuevos materiales. “Está muy buen estado, conserva la entrada y la salida del agua y también la piedra moledera que pesa entorno a los 300 kilos”.


El descubrimiento ha sido notificado ya a la Dirección General de Patrimonio y por registro de entrada al Ayuntamiento, y está previsto que acudan al lugar expertos de la Conselleria para datar con exactitud la fecha de construcción.

Con este último hallazgo ya son tres los molinos encontrados hasta la fecha. Sin embargo, la Conselleria tiene contabilizados hasta seis que probablemente hubo en la localidad. La Administración autonómica sabe de su existencia pero desconoce su ubicación exacta.


“Es necesario encontrar todos los molinos, datarlos con exactitud y recuperar sus piezas”, explicaba el historiador Julio Badenes quien indicó que “si no es posible restaurarlos todos sí que es necesario rescatar las piedras molederas para exponerlas, ya que forman parte de la historia del municipio”.

Los molinos hallados funcionaban con la fuerza del agua de la acequia de Moncada y sus diferentes ramificaciones. Un desnivel del agua a la entrada de la acequia provocaba la fuerza suficiente como para mover la piedra moledera.

De los tres molinos encontrados, el más antiguo se remonta a la edad media, finales del siglo XII principios del XIII. Conserva el engranaje y la piedra, aunque ésta está fraccionada.


Los primeros indicios señalan que podría haber formado parte del interior de una antigua villa llamada Cebolla, que fue creada por el Cid Campeador.


Comentarios