Mi?rcoles, 27 de diciembre de 2006
Publicado por La_Seu @ 14:20
Comentarios (0)  | Enviar

El patio del Embajador Vich se abre al público dos años después de lo previsto


Dos retratos del archiduque Carlos y su esposa presidirán el claustro renacentista


 

El patio del Embajador Vich ya se puede visitar desde ayer en el museo San Pío V de Valencia. El claustro renacentista tenía que haber sido inaugurado en 2005 pero distintos problemas demoraron su restauración. Dos retratos del archiduque Carlos y su esposa presidirán las paredes del monumento arquitectónico.



 



El patio del Embajador Vich, en el museo de Bellas Artes,

cuenta con un claustro inferior, lo único que se puede visitar,

y dos plantas superiores.




La inauguración al público del patio del Embajador Vich y la presentación de dos cuadros de siglo XVIII rememoraron ayer en el San Pío V dos momentos cruciales de la historia del pueblo valenciano. El claustro renacentista por ser símbolo del apogeo del antiguo Reino de Valencia y los dos retratos por representar al último rey que juró los fueros.



Así lo quiso recalcar el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, que acudió al acto de apertura al público del patio del Embajador Vich. “Dos momentos históricos confluyen en este edificio. El esplendor del Reino de Valencia y los últimos momentos de foralidad”, manifestó Camps.



Los retratos pertenecen al archiduque Carlos y a su esposa Isabel Cristina von Braunschweig-Wolfenbütel. Camps afirmó que son coetáneos “a la batalla de Almansa”, momento en que los valencianos perdieron sus fueros. Estos dos retratos fueron adquiridos en una subasta en Viena por la Fundación Jaume II el Just por un valor de 20.000 euros.



En cuanto a la inauguración al público del patio del embajador Vich, el presidente de la Generalitat manifestó que es “un regalo para todos los valencianos”. Este obsequio, según las primeras previsiones, debía haber llegado hace dos años, pero distintos problemas han demorado su inauguración hasta ayer.



Esta joya del Renacimiento ya fue inaugurada el 6 de agosto, aunque sólo para autoridades y periodistas. La diferencia, es que desde ayer, todo el mundo podrá disfrutar del claustro renacentista aunque no de las plantas superiores que están todavía a expensas de reforma, ya que dependen del dinero que invierta el Gobierno central en la quinta ampliación del museo San Pío V.



Monumento de 200 piezas



Este monumento, formado por 200 piezas, se encontraba en el convento del Carmen. En 2002 se decidió su traslado hacia el San Pío V ya que la pinacoteca necesitaba espacio para acoger la II Bienal. No faltaron las críticas de los expertos que fueron calmadas por la conselleria de Cultura con la promesa de su inminente montaje en Bellas Artes.



Para realizar esta operación fue necesaria la autorización del Gobierno central, titular del San Pío V, que no llegó hasta el 29 de abril de 2004. Fue entonces cuando la consellería, en boca de David Serra, prometió su inauguración para 2005. Pero las obras no salieron a concurso hasta octubre de 2004 y no se han abierto al público hasta ayer. Dos años después de lo prometido.



Por su parte, el director de Patrimonio, Manuel Muñoz, afirmó ayer que la Generalitat y el Gobierno están negociando “la quinta fase de la ampliación del museo de Bellas Artes”. Muñoz dijo que se reunirá después de las fiestas para impulsar la gestión de esta nueva reforma.



“Cultura presentó al Ministerio un plan de necesidades para el museo que ha sido rechazado”, explicó Muñoz. En este plan la consellería pedía dos edificios más y un restaurante. Pese a la negación inicial, Muñoz augura un buen futuro a la negociación. El museo San Pío V es de titularidad estatal pero gestionado por la Generalitat. Esto significa que es el Gobierno el que debe sufragar los gastos.


Comentarios