Domingo, 24 de diciembre de 2006
Publicado por La_Seu @ 12:12
Comentarios (0)  | Enviar
Col?n cumple hoy 90 a?os

El hist?rico mercado, rehabilitado hace tres a?os, se inaugur? el d?a de Nochebuena de 1916. Cerca del centenario, la joya modernista est? mejor que nunca

C. VELASCO/ VALENCIA



La presentaci?n en sociedad fue un d?a de Nochebuena al ritmo de tambores y clarinete. En su puesta de largo, una carroza de estilo Luis XV cerraba el desfile de los vendedores y la cabalgata desde la plaza de Toros. En 1914 empez? a levantarse, pero fue el 24 de diciembre de 1916 cuando se inaugur?. El mercado de Col?n celebra hoy los 90 a?os, pero tiene muchos m?s o muchos menos, seg?n se mire. Si la edad de la joya modernista del Ensanche comienza a contar desde su reforma, el mercado es un reto?o de tres a?os. Si la cuenta arranca con la primera piedra, tiene 92 y si el punto de partida es la presentaci?n en sociedad, 90.

No importa cu?ntos abriles tiene, porque a su edad est? mejor que nunca. La inversi?n de 36 millones de euros, a cargo del Ayuntamiento de Valencia, supuso un cambio radical de imagen. El mercado, dise?ado por el arquitecto Francisco Mora, recuper? su esplendor en marzo de 2003. El concejal de Urbanismo, Miguel Dom?nguez, defini? la reforma de ?hito?. El propio edificio fue en su momento un acontecimiento arquitect?nico en s? mismo.

Situado en una de las mayores manzanas del primer ensanche de la ciudad del Turia, fue una de las piezas mas relevantes del modernismo. Su car?cter abierto, que permite la visi?n a trav?s de su estructura produciendo una agradable sensaci?n de diafanidad y transparencia, es su principal se?a de identidad.

Desde la primera d?cada del XX el mercado de Col?n se erige como uno de los edificios carism?ticos de Valencia. La construcci?n de este monumento ?nico de la arquitectura civil se inici? en 1914 y aunque su levantamiento estaba prevista que se realizase en doce meses, las obras se prolongaron hasta los veintiocho.

La estructura met?lica sobre pilares de fundici?n, que ide? Francisco Mora, est? enmarcada por dos potentes testeros de ladrillo, perforados por imponentes arcos, en los que se produce una brillante utilizaci?n ornamental de diversos materiales, fundamentalmente la piedra y el mosaico.

El 28 de marzo de 2003, cuando la alcaldesa present? el lavado de imagen del monumento, el nonagenario Jos? Mora, hijo del arquitecto, recordaba una imagen ?nica: ?l, cogido de la mano de su padre, recorr?a las obras de aquel grandioso edificio. En esas caminatas, aliment? la vocaci?n que lo llev? a convertirse, tambi?n ?l, en un notable arquitecto. ?Estoy muy satisfecho con el trabajo realizado por el Ayuntamiento. Ten?a mucho miedo a que las obras ejecutadas en sus cimientos afectasen a la estructura del mercado, sin embargo, la capacidad t?cnica del equipo municipal ha sido espectacular?, dijo entonces.

A comienzos del siglo XX, la imagen colorista, magn?fica y prepotente del mercado constituy? una buena muestra de la vitalidad de la burgues?a valenciana. La sociedad fue evolucionando. Las necesidades que originaron la creaci?n del mercado fueron mengu?ndolo hasta hacerlo desaparecer como tal.

Los avances tecnol?gicos, la nueva organizaci?n comercial, las m?s modernas t?cnicas frigor?ficas e, incluso, la incorporaci?n de la mujer y la carencia de una pol?tica de gesti?n renovadora provocaron la muerte funcional del majestuoso edificio de Col?n.

[email protected]

Las Provincias
Comentarios