Viernes, 22 de diciembre de 2006
Publicado por La_Seu @ 9:28
Comentarios (0)  | Enviar
Las fallas contribuir?n a restaurar el Colegio de la Seda

REDACCI?N/ VALENCIA


Tal y como adelant? LAS PROVINCIAS, la Comisi?n del Gobierno del Consell Valencia de Cultura (CVC) reuni? ayer a los representantes del Colegio de la Seda y a diversas entidades falleras con el fin de poner en marcha los mecanismos necesarios que permitan rehabilitar urgentemente y poner en uso el edificio. Los miembros de las comisiones mostraron su disposici?n a colaborar en el proyecto y pidieron que la que ?canalice? la actividad sea la Junta Central Fallera.

Durante el encuentro se acord? elaborar un plan que permita conocer el estado del Colegio, sus necesidades y su futuro.

Inefable Grisol?a

Per Baltasar Bueno

Iba a contarles hoy del nuevo cabreo que han cogido los agricultores, porque, una vez m?s, les han tomado el pelo y enga?ado. Se hab?a alcanzado un acuerdo entre sindicatos, comerciantes y distribuidores sobre los precios m?nimos de los c?tricos, que no se est? cumpliendo. A ?ltima hora, una nota del 'venerable' Consell Valenci? de Cultura me hizo cambiar de opini?n.

Grisol?a, don Santiago, en su calidad de presidente del Consell Valenci? de Cultura, a trav?s de un comunicado oficial de la cosa que dirige, anunciaba que hab?a reunido "a las entidades falleras para que se impliquen en la rehabilitaci?n del Colegio Mayor de la Seda". En la reuni?n se inst? "a la Junta Central Fallera y a otros grupos c?vicos a colaborar de forma desinteresada en la restauraci?n de dicho Colegio".

Lo ha dicho por escrito el hombre y se ha quedado la mar de feliz. Con peones de brega as?, los 'Grisol?a and company', el presidente de la Generalidad Valenciana, don Francisco Camps, no necesita enemigos, sus 'amigos' ya le hunden poco a poco.

Para los asilados en el CVC, son los falleros y falleras, quienes tienen la obligaci?n de restaurar el Colegio de Arte Mayor de la Seda, un precioso monumento, sito en la calle del Hospital, que se est? cayendo a trozos desde hace m?s de 50 a?os.

Como casi siempre, el Consell Valenci? de Cultura, que no suele dar ni una a derechas, se ha vuelto a salir de madre. Ya se cubrieron de gloria con el debate si era paella, paellero o caldero. Muy cucos ellos, no han apuntado a la diana de la Conselleria de Cultura, direcci?n general de Patrimonio, director general, Manuel Mu?oz, a quien le compete lidiar la faena y sacar la pasta gansa que se necesita.

Los falleros y falleras -no s? si esto lo sabr?n don Santiago y sus colegas del CVC- apenas les da para pagar los recibos del alquiler, del agua, la luz y dem?s gastos menores. Ya hacen bastante con sobrevivir a apuntalarse cuanto apenas y base de loter?as y falleros de honor.

M?s que pedir pasta a los humildes falleros -necesitad?simos ellos de que se les subvencione- don Santiago y compa?eros de la cosa, podr?an dar ejemplo y renunciar a alg?n que otro de los m?ltiples y nutridos sueldos que tienen, dar ejemplo, y salir con una hucha a la calle, en el d?a de la cuestaci?n pro palacio de la Seda.

A no ser que, ser?a lo correcto, le recordaran a la Conselleria de Cultura cu?les son sus obligaciones con respecto al cuidado y conservaci?n el patrimonio hist?rico-art?stico valenciano. Y de paso, decirle al conseller Font de Mora que si no tiene director general de Patrimonio que lo ponga y, si lo tiene, que lo quite.



Declarado monumento hist?rico-art?stico el 22 de mayo de 1981

Imagen

El Colegio del Arte Mayor de la Seda se encuentra en uno de los lugares m?s caracter?sticos de Valencia, en pleno barrio de Velluters.
La industria de la seda tuvo gran relieve e importancia en la Valencia de la Edad Media, cre?ndose en 1474 el Gremio de Velluters o sederos. La palabra velluters deriva de vellut, que quiere decir terciopelo. En 1479 se promulgaron varias ordenanzas de los gremios sederos y terciopelistas, cre?ndose el oficio de "velluters". Estas ordenanzas fueron aprobadas por el consejo de la Ciudad y por el rey Fernando el Cat?lico, uni?ndose a ellas unos estatutos y fund?ndose la Cofrad?a de S. Jer?nimo, patr?n del Gremio de Velluters y patr?n del Colegio del Arte Mayor de la Seda.
El edificio fue adquirido por los sederos valencianos en 1492, firm?ndose la escritura el 26 de septiembre de 1494 ante el notario don Luis Gasset. El original de este documento notarial se halla en el "Archivo de Protocolos de San Juan de Ribera".
El 31 de octubre de 1686 Carlos II le concedi? el t?tulo de Colegio del Arte Mayor de la Seda al Gremio de Velluters, siendo este t?tulo el privilegio m?s importante y trascendental de la historia del gremio y del colegio.
El 22 de mayo de 1981 el rey don Juan Carlos I otorg? el t?tulo de Monumento Hist?rico-Art?stico al Colegio del Arte Mayor de la Seda de Valencia y el 16 de marzo de 1995 la Generalidad Valenciana le concedi? el t?tulo de Colecci?n Muse?stica Permanente, figurando por tanto en todas las gu?as de museos de Espa?a.
Los emblemas del colegio son: El le?n, el capelo cardenalicio, la lanzadera, los hierros y la tellerola, que constantemente veremos dibujados en sus paredes, azulejos y fachada del colegio.
Este colegio posee importante documentaci?n de los siglos XV al XIX, perfectamente catalogados en su archivo, y telas cl?sicas valencianas de los siglos XVII y XVIII en sus salones y material muy diverso relacionado con la industria textil, as? como importantes suelos de cer?mica en sus salones y balcones.

Imagen

DESCRIPCI?N DE LA FACHADA DEL COLEGIO

El Colegio del Arte Mayor de la Seda ha sufrido diversas transformaciones a trav?s de los siglos, pasando del estilo g?tico al barroco en 1700. Actualmente es un edificio de estilo barroco obra del siglo XVIII.
La fachada del edificio tiene una puerta adintelada de piedra de labra barroca que en su parte superior se decora con el sombrero en relieve de S. Jer?nimo, patr?n del colegio. A la altura del piso principal y superior se encuentra un front?n curvo y partido del que sale un relieve en piedra que representa a S. Jer?nimo. A cada lado hay un balc?n de hierro forjado con entrelaces en el centro y en los ?ngulos.


DESCRIPCI?N DE LA CAPILLA:

La capilla tiene unas dimensiones de 12'5?5 metros. El pavimento est? formado por azulejos antiguos de 20?20 cm., partidos diagonalmente en verde y blanco, los llamados del mocadoret. Resulta original la forma de situarlos partiendo del centro, uniendo los v?rtices de los ?ngulos y siguiendo as? hacia los cuatro lados, formando ?ngulos. Al fondo de la sala hay una composici?n de azulejos de 19 de alto por 23 de ancho, de 15?15 cm., casi tres metros y medio por tres, representando a S. Jer?nimo sentado sobre un altillo verdoso, envuelto en una tela azul, con un manuscrito en las rodillas y pluma en la mano. A sus pies un le?n, colgado de un tronco el capelo cardenalicio y al fondo se entrev? una capilla, todo fechado en el a?o 1700.
En la pared de la izquierda, retrato al ?leo de Jos? Mar?a Jacquard, mec?nico franc?s que invent? una m?quina para la fabricaci?n de tejidos art?sticos y varios expositores conteniendo telas.
En la pared de la derecha, retrato al ?leo de don Joaqu?n Manuel Fos, obra del artista Joaqu?n Insa. Don Joaqu?n Fos descubri? el modo de perfeccionar los tejidos de muar?s.
A los pies de la capilla se encuentra una escalera g?tica de caracol, labrada en yeso, copia de la que se encuentra en la "Lonja de la Seda" de Valencia, obra de Pere Comte.
En los balcones de la capilla vemos azulejos en tonos azul y verde, con hojas de acanto azules y racimos de uvas con manzanas, dominando los colores azules y verdes claros.


VEST?BULO PISO:

El vest?bulo del piso superior tiene unas dimensiones de 13?4 metros. El suelo procede de Sagunto y se halla formado por ladrillos de 20?20 cm. formando rombos y cuadros, combinados con azulejos de 15?15 cm. pol?cromos con el dibujo llamado de la pometa, azulejo caracter?stico de la cer?mica valenciana barroca. El marco de una de las puertas se halla decorado con un ?guila bic?fala y por lo alto corre una cornisa del s. XVIII en talla de yeso. En la pared de la izquierda se encuentran tres armarios con puertas de cristales en las que hay telas de seda, espolines, casullas, etc. A la derecha dos viejas m?quinas t?picas de la industria textil: una canillera y una m?quina de picar cartones.


SAL?N DE ACTOS:

Al fondo del vest?bulo se halla el sal?n de actos, cuyas dimensiones son de 9?10 metros. El pavimento consiste en una hermosa composici?n de azulejos del siglo XVIII que en el centro muestra una alegor?a representando la Fama y en los ?ngulos las cuatro partes del mundo entonces conocidas y representadas por mujeres arrastradas por simb?licos animales: ?frica por leones, Am?rica por caimanes, Europa por caballos y Asia por elefantes. El sal?n tiene cuatro balcones, dos a la calle y dos al patio interior. Los balcones que dan al patio poseen azulejos representando lucha de caballos y de elefantes siguiendo el mismo tema del centro del sal?n. As? vemos en uno de los balcones a Europa, representada por dos caballos luchando, y en el otro a Asia, representada por dos elefantes tambi?n luchando. El techo del sal?n tiene en el centro una pintura que representa a S. Jer?nimo en un marco de rocalla sostenido por ?ngeles. A la derecha, armario conteniendo la bandera de Valencia, "La Se?era", tejida por el industrial don Eduardo Sanchis Alca?iz. Esta bandera tiene una historia sencilla pero muy emotiva: Don Eduardo Sanchis recibio una carta de su amigo don Vicente Blasco Ib??ez, el gran novelista valenciano que estaba exiliado en Ment?n, pidi?ndole que hiciera lo posible para conseguir una "Se?era" Valenciana para que presidiera su despacho. En telares manuales del se?or Sanchis se tejieron varias "Se?eras" con materiales de seda y oro fino, una para Blasco Ib??ez, dos para centros oficiales y la otra para el Sr. Sanchis. En abril de 1969 el Sr. Sanchis don? su bandera al Colegio del Arte Mayor de la Seda, instal?ndose en el sal?n de actos del citado colegio.

Imagen

Imagen
-------

El edificio tiene m?s de 500 a?os y est? declarado monumento hist?rico, posee cer?mica, telas antiguas, maquinaria y ?tiles de trabajo de distintas ?pocas, as? como una variedad de libros sobre fabricaci?n de tejidos especiales, as? como un gran archivo documental, debidamente recopilado y catalogado, y editado un libro que recoge toda la catalogaci?n de forma cronol?gica, que permite, desde los datos sacados del libro, localizar el documento interesado y poder hacer copia del mismo, mand?ndolo a la persona interesada, la cual deber? anticipar el importe a satisfacer

-----

HISTORIA DEL
COLEGIO ARTE MAYOR DE LA SEDA


El Colegio del Arte Mayor de la Seda se encuentra en una de las zonas m?s caracter?sticas de la ciudad, en pleno barrio sedero de Valencia: en el Barri de Velluters. La palabra velluters deriva de vellut, que quiere decir terciopelo en valenciano, e indic? primero a los trabajadores del terciopelo y, posteriormente, vino a designar a los fabricantes de la seda en general.

En 1479 se crea el Gremi de Velluters, siendo aprobadas sus ordenanzas por el rey Fernando V de Arag?n (Fernando el Cat?lico) y fund?ndose la Cofrad?a de San Jer?nimo, patr?n del Gremi de Velluters y tambi?n del Colegio del Arte Mayor de la Seda.

En 1492 fue adquirido el edificio por los sederos valencianos, firm?ndose la escritura con texto latino el 26 de septiembre de 1494 ante el notario don Luis Gasset. Unos a?os antes, en 1482, se hab?a construido la "Lonja de la Seda", financiada por el Consell General, jurat, s?ndic y por los sederos valencianos.

Se puede estudiar la Historia de Espa?a y Valencia a trav?s de los privilegios, c?dulas y reales pragm?ticas que concedieron todos los reyes al Colegio del Arte Mayor de la Seda, siendo los m?s importantes los siguientes:

En 1524 el emperador Carlos I de Espa?a les concedi? a los miembros del oficio de veleros (integrados m?s tarde en el gremio de velluters) el indulto sobre la German?a, perdonando los delitos cometidos durante la sublevaci?n.

En 1600 el rey Felipe II otorg? una real pragm?tica confirmando los privilegios concedidos anteriormente a los tejedores y para que no se vendiese seda si no era tejida o tintada

El 31 de octubre de 1686 Carlos II concedi? el t?tulo de Colegio del Arte Mayor de la Seda al Gremi de Velluters, siendo este t?tulo el privilegio m?s importante y trascendental de la historia del Gremi de Velluters. A partir de esta fecha fueron reuni?ndose en el colegio los restantes gremios textiles: pasamaneros, hiladores, etc., pero de todos ellos el m?s antiguo y el que alcanz? m?s auge fue el de Velluters. El colegio se convirti? en el centro de gravedad de la seda valenciana, el sitio donde se estudiaban aspectos de organizaci?n del trabajo, de producci?n y de mercado y que dieron origen a su expansi?n. Valencia se convirti? en la capital de la seda de Espa?a, experimentando un crecimiento espectacular durante la primera mitad del siglo XVIII, siendo este siglo la Edad de Oro de la seder?a Valenciana.

En el a?o 1753 se instal? en Valencia la Real Casa de los Cinco Gremios Mayores de Madrid, que junto con la creaci?n por parte del Colegio de la Compa?ia de Nuestra Se?ora de los Desamparados permiti? una mayor expansi?n de la industria sedera valenciana. El n?mero de telares anchos pas? de 926 existentes en 1686 a superar los 2.000 en el a?o 1720 y alcanzando los 4.000 en 1738. El 22 de junio de 1787, por una real c?dula de Carlos III, se les concedi? a los fabricantes de tejidos la libertad para tener los telares que les conviniese sin limitaci?n de n?mero.

El 29 de septiembre de 1756 el rey Fernando VI permiti? el establecimiento en Valencia de la F?brica de Tejidos de Seda, Oro y Plata a cargo de los Cinco Gremios Mayores de Madrid, esperando obtener una superaci?n est?tica de las sedas valencianas

El 24 de octubre de 1778, por una real orden del rey Carlos III se le concedi? la cantidad de 60.000 reales a la Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia para que incluyese en su trabajo los "estudios de flores, ornatos y otros dise?os adecuados a los tejidos de seda", instituy?ndose en la Real Academia en 1784 la ense?anza en la mec?nica de adaptar los dibujos a las operaciones de puesta en carta, su picaje y la confecci?n de las correspondientes muestras en los telares de todas las obras de flores.

El 22 de mayo de 1981 el rey Juan Carlos I otorg? el t?tulo de Monumento Hist?rico-Art?stico a la Casa-Huerto del Colegio del Arte Mayor de la Seda de Valencia.

El 16 de marzo de 1995 la Generalitat Valenciana le concedi? el t?tulo de Colecci?n Muse?stica Permanente, figurando en todas las gu?as de museos de Espa?a.

Los emblemas del Colegio son: el le?n, el capelo cardenalicio, la lanzadera, los hierros y la tellerola, que constantemente se ven dibujados en las paredes, azulejos y fachada del colegio.
Este Colegio posee importante documentaci?n de los siglos XV al XIX, perfectamente catalogados en su archivo, y telas cl?sicas valencianas de los siglos XVII, XVIII y XIX en sus salones. Tambi?n posee material muy diverso relacionado con la industria textil, as? como valios?simos suelos de cer?mica en sus salones y balcones.
En el Colegio, desde sus tiempos m?s antiguos, se han impartido clases de teor?a de los tejidos, an?lisis, dise?o y puesta en carta de los dibujos decorativos. Estas clases de tecnolog?a textil son muy necesarias para el conocimiento de las cl?sicas telas de espol?n y de todas las telas valencianas de los siglos XVII al XIX, as? como los conocimientos b?sicos necesarios para el dise?o y realizaci?n de los tejidos actuales.

En una de las salas se ha montado el Museo de Maquinaria Textil Antigua con un fondo de m?quinas, recuperadas de antiguos talleres y f?bricas, que actualmente est?n sometidas a un proceso de restauraci?n, disponiendo de telares manuales de espol?n y de tejido liso de los siglos XVII y XVIII, en los que se tej?an las telas de espol?n, damasco y terciopelo. Posee tambi?n ruecas, husos, canilleras, devanadoras, aspios, as? como las primeras m?quinas de pasamaner?a, retorcedoras, m?quinas Jacquard, etc. Todo ello destinado a formar el Museo Etnogr?fico Textil de Valencia.





Joseph Charles Marie Jacquard

Mec?nico franc?s.
Nace en Lyon en 1752 y muere en Oullins, Rhone, en 1834. Inventor de la m?quina de tejer que lleva su nombre. En 1793 se alist? en el ej?rcito y combati? en el Rin. A su regreso a Lyon reanud? sus ensayos sobre el proyecto que hab?a concebido en 1770 para la fabricaci?n de un mecanismo que, en un telar, sustituyera el trabajo de levantar los hilos de la urdimbre. Reemplaz? el sistema de cuerdas y pedales que requer?a varios operarios por un mecanismo sencillo e ingenioso, la maquina Jacquard, y con la que un solo obrero pod?a ejecutar tejidos con los m?s diversos dibujos.

Joaqu?n Manuel Fos

Industrial y t?cnico textil.
Naci? en Valencia en 1730 y muri? en 1789. Viaj? por varios pa?ses. En Par?s trabaj? en una de las mejores f?bricas de tejidos de seda. Estudi? en Lyon los secretos de la fabricaci?n de la seda, descubriendo el modo de dar las aguas a los tejidos y perfeccionar los muar?s. En 1776, Carlos III le nombr? vocal de la Real Junta de Comercio e inspector general de f?bricas de seda de Valencia. Pose?a grandes conocimientos acerca de la producci?n, manufactura y comercializaci?n de la seda, que fabric? en grandes cantidades y de excelente calidad, export?ndola a muchos pa?ses. Intervino en la vida municipal de Valencia, creando en 1777 el cuerpo de vigilantes nocturnos. Escribio la obra "Instrucci?n met?dica sobre los muar?s".


Realizaci?n: Alejandro T?rrega Jim?nez. e-Mail: [email protected]

------

Imagen


El Colegio Mayor de la Seda, Monumento Hist?rico-Art?stico, se enfrenta a un negro futuro


El edificio, Monumento Hist?rico-Art?stico y Bien de Inter?s Cultural, ofrece en la actualidad una penosa imagen

RAFA MAR?/VALENCIA



Pasear por el centro hist?rico de Valencia es llorar. En numerosas ocasiones s?. Contemplar un patrimonio arquitect?nica de gran importancia hist?rica y comprobar que muchos de esos nobles edificios est?n en un lamentable estado de conservaci?n, resulta deprimente para todos los amantes de la cultura. El caso del Colegio Mayor de la Seda es uno de los ejemplos m?s sangrantes.

Las instituciones han hecho algunas cosas para evitar el desastre. El asunto les compete en buena medida, porque Consell, Ayuntamiento y Diputaci?n han de hacer lo posible por salvaguardar el patrimonio y la memoria hist?rica.

Pero tambi?n debe se?alarse que en la recuperaci?n del Colegio Mayor de la Seda deben implicarse todos los sectores sociales, no s?lo los estamentos p?blicos, ya que el edificio de la calle Hospital es de propiedad privada, aunque su resonancia cultural afecte a todos los valencianos.

Obras de emergencia
La Direcci?n General de Patrimonio Cultural Valenciano y Museos culmin? el pasado agosto la segunda fase de las obras de emergencia declaradas en el edificio Colegio del Arte Mayor de la Seda de Valencia, inmueble que goza del m?ximo nivel de protecci?n patrimonial al estar declarado Bien de Inter?s Cultural (BIC) y ser declarado Monumento Hist?rico Art?stico en 1982.

Los trabajos de esta segunda fase, que se llevaron a cabo durante seis meses de 2007, tuvieron un coste de 205.000 euros. Tras estas tareas de apuntalamiento, el director general de Patrimonio, Manuel Mu?oz Ib??ez, asegur? que el edificio estaba ?asegurado estructuralmente?.

Pero Mu?oz fue claro en su diagn?stico. ?El edificio tiene problemas de futuro?, reconoci?. Por ese motico ?queda a?n mucho trabajo por hacer?, concluy?. Se hab?a hecho lo imprescindible para que la historia no se viniera abajo (ha ocurrido muchas veces). Ahora falta que el Colegio de la Seda vuelva a tener vida y pueda ofrecer servicios muse?sticos, que es el objetivo de todos los sectores implicados en la recuperaci?n.

El caso es que mientras que todo el barrio de Velluters avanza urban?sticamente, con viviendas, nuevos accesos y el MuVIM como atractivo principal de la zona (el Museo de la Ilustraci?n se encuentra a doscientos metros), el Colegio Mayor de la Seda contin?a cerrado por obras. No es visitable. Y su imagen actual, con el interior y los balcones en semirruina y la fachada muy deteriorada, no puede ser m?s penosa.

Abandono de a?os
El edificio ha estado abandonado durante a?os, entrando en un estado de deterioro constante que lo llev? hasta un estado de emergencia. La Conselleria de Cultura, entre la primera y segunda fase de rehabilitaci?n, ha invertido 571.000 euros en las obras. Se recuper? el pavimento de la Sala de la Fama, que antiguamente se usaba como sal?n de actos.

Entre las pr?ximas tareas que quieren realizarse en el viejo edificio se encuentran, de modo prioritario, las de fortalecer los muros, adecuar los elementos de forja y rehabilitar la fachada y elementos decorativos del interior. Como puede verse, en el Colegio Mayor de la Seda queda por hacer pr?cticamente todo. Un verdadero faen?n.

Faltan tres a?os como m?nimo
Carmen Rius, directora del archivo y futuro museo que albergar? el Colegio de la Seda, aseguro a mediados de este a?o que al menos faltan tres a?os para que se complete la rehabilitaci?n y los valencianos puedan volver a visitar este edificio.

Conociendo las demoras que siempre surgen en estas obras, esos tres a?os pueden convertirse f?cilmente en diez o veinte. Pas? con el Museo Nacional de Cer?mica Gonz?lez Mart?, pas? con el Museo de Bellas Artes San P?o V, que contin?a en reformas desde mediados de los a?os ochenta, y est? pasando asimismo con el citado MuVIM, cuya zona ajardinada sigue sin hacerse y su plazo de realizaci?n se retrasa una y otra vez.

En el caso del Colegio de la Seda el problema se agrava ante el problema del dinero. De momento no hay presupuesto para todo lo que es imprescindible hacer (el c?culo de lo que se necesita es superior a los tres millones de euros).

Cuando el edificio empiece a recuperarse, empe?o que en este momento no pasa de ser un sue?o, el Colegio de la Seda recibir? sus archivos hist?ricos, en proceso de digitalizaci?n en la Biblioteca de San Miguel de los Reyes.
Comentarios