Jueves, 30 de noviembre de 2006
Publicado por La_Seu @ 11:51
Comentarios (1)  | Enviar
Barraca de la Albufera en peligro de extinci?n

El cierre de una parte del restaurante La Genuina en Pinedo pone en serio peligro el mantenimiento de una alquer?a
PACO MORENO/ VALENCIA

Imagen

Puede que se trate de la barraca m?s antigua de Pinedo y tambi?n puede que desaparezca dentro de unos pocos a?os. Los vecinos de esta pedan?a de la Albufera se han acostumbrado a ver desde hace lustros la imagen singular por lo rara de una construcci?n rural valenciana, donde funciona desde 1991 el restaurante La Genuina.

Uno de los propietarios del establecimiento, Rafael Soler, vio el lunes como el Ayuntamiento precintaba la mayor parte del local, un edificio anexo a la barraca donde funcionaba una cocina, una barra, la bodega y hasta un peque?o almac?n a modo de despensa.

Se trata de una construcci?n fuera de ordenaci?n, aunque Soler no aclar? si en la denuncia de un vecino que ha propiciado el cierre ha influido alg?n aspecto m?s. En todo caso, sin esta parte del restaurante es dif?cil continuar con el negocio.

La barraca es propiedad de su familia desde hace cinco generaciones, aunque el inmueble es incluso anterior. Soler asegura que no le importa el perjuicio econ?mico tanto como su preocupaci?n por la continuidad de la singular alquer?a, construida enteramente al estilo tradicional, con ca?as de la Albufera, vigas de madera y paredes encaladas.

El 19 de enero del pasado a?o, la barraca sufri? un atroz incendio que acab? con toda la techumbre y las paredes de la primera planta. Los bomberos tuvieron que tirarlas por el peligro de desplome. En agosto, el empe?o de los propietarios logr? reabrir el local.

El restaurante cerr? ayer al p?blico, aunque Soler coment? que hoy es posible que abran el comedor de la barraca, con una capacidad para 29 comensales. Los empleados estudian ahora si es posible utilizar una peque?a sala donde se preparaban las entradas para cocinar.

Calle principal de la pedan?a
En la pedan?a de Pinedo hay otras barracas, aunque en peor estado de conservaci?n. En la carrera del Riu, la calle principal de la poblaci?n, es sin duda la m?s representativa por la utilizaci?n exclusiva de materiales propios de estas construcciones.

La excepci?n se da debajo de la cubierta de ca?as, donde tras el segundo incendio (el primero fue hace veinte a?os) colocaron una capa de l?minas ign?fugas.

Ahora, con el precintado de una parte del restaurante, Soler duda en presentar un recurso. El Plan General permite edificar un inmueble de cinco alturas, lo que le convendr?a econ?micamente. A?n as?, subray? a este peri?dico desde la barraca que prefiere no hacerlo.
Comentarios
Publicado por Un monotrema disgustado
Viernes, 13 de julio de 2007 | 5:55
Siempre nos quedar? Casa Salvador de Cullera Sonrisa Gigante