Lunes, 13 de noviembre de 2006
Publicado por La_Seu @ 13:59
Comentarios (0)  | Enviar
Imagen

Imagen


Nada expresa mejor la fidelidad alicantina que las palabras del fray Jayme de Alicante, pronunciadas en el templo de S. Nicol?s durante las fiestas de 1661. En ellas record? la participaci?n de la ciudad en el ej?rcito del Reino de Valencia, en la Guerra dels Segadors, contra los catalanes: "T?, Alicante, fuiste la primera que te ofreciste con gente de guerra al cerco de Tortosa. Vive para el alivio de las necesidades, y vivan todas las Ciudades de este Reyno fiel". (De los estudios de Ricardo Garcia Moya)

Rasgos hist?ricos

La historia de Alicante se empieza a escribir miles de a?os antes de Cristo, cuando fenicios, griegos y romanos comenzaron a dar vida a esta zona, la m?s al este de la pen?nsula ib?rica.


Seg?n se desprende de los diversos estudios realizados, y de lo mucho que se ha trabajado en este terreno, los fenicios, los griegos y los romanos sembraron las se?as de identidad de los alicantinos, no en vano, el principal Patrimonio cultural de esta tierra data de la ?poca fenicia, la Dama de Elche. Otro dato a tener en cuenta de esta ?poca anterior a nuestra era es el gusto por los palmerales, tal y como se puede ver en Elche, ciudad que adem?s alberg? la factor?a de salazones m?s importante del Mediterr?neo si excluimos las de la provincia de C?diz, una factor?a de salaz?n datada en el Siglo IV a.C. Hoy en d?a la explotaci?n se centra en las salinas, la extracci?n de sal del mar, m?s de 2.500 hect?reas de humedales. Debemos destacar de Santa Pola, por ejemplo, el Castillo que mand? construir Felipe II para defenderse de los piratas que llegaban del norte de ?frica. (De la red)


Periodo isl?mico

Entre el 718 y el 4 de diciembre de 1248 la ciudad perteneci? a los ?rabes, quienes ya llamaban Al-Laqant, o Medina Laqant, a Alicante (obs?rvese que el top?nimo valenciano es "Alacant"). Durante este periodo, la ciudad sigui? los destinos de Al-?ndalus y tras el desmembramiento del Califato de C?rdoba perteneci? a las Taifas de Denia y Murcia.


Conquista cristiana

En virtud del tratado de Cazola (Soria, 1179) entre Alfonso VII de Castilla y Alfonso II de Arag?n, la frontera meridional de Arag?n se fijaba en la l?nea que une Biar, Castalla, Jijona y Calpe. Por lo tanto Alicante pertenec?a a la zona de expansi?n castellana. En el a?o 1243, el gobernante de la Taifa de Murcia, Muhamas ben Hud, firm? el Pacto de Alcaraz con el infante Alfonso, que despu?s se convertir?a en el rey Alfonso X el Sabio, por el cual el reino musulm?n de Murcia se pon?a bajo protectorado castellano.

Aunque en principio se procedi? a repoblar la ciudad, la carencia de suficientes pobladores cristianos unido a razones econ?micas aconsej? la permanencia de la poblaci?n musulmana. Sin embargo, el gobernador de Alicante, Zayyan ben Mardanis, no acept? el pacto y fue obligado a partir en 1247, fecha en la que comienza la soberan?a castellana de Alicante. La conquista militar se finaliz? el 4 de diciembre de 1248 con las tropas del rey castellano, comandadas por su hijo el infante Alfonso, futuro Alfonso X el Sabio[1]. Por el Tratado de Almizra firmado en 1244 entre los reyes de Castilla y de Arag?n, en el que se fijaron los l?mites de la expansi?n de sus respectivos dominios en la l?nea de Biar a Villajoyosa, Alicante permaneci? bajo soberan?a castellana por un espacio de 48 a?os. El rey Alfonso X el Sabio, una vez tomada la villa a los andalus?es, conmemora la victoria denominando al castillo ?rabe construido sobre el monte Banu-lQatil (Benacantil) "Castillo de Santa B?rbara", por coincidir esta festividad con el d?a de la toma de la ciudad por la cristiandad.


Corona de Castilla

Desde el principio, Alfonso X el Sabio intent? establecer en Alicante un grupo de cristianos numeroso dada la importancia militar y mercantil de la villa, pero el proceso repoblador fue lento y se prolong? a lo largo de todo el siglo XIII, aunque est? poco documentado a causa de la desaparici?n de los Libros de Reparto. Los repobladores cristianos, principalmente castellanos y leoneses[2]. , recibieron todo tipo de privilegios y franquicias para facilitar su asentamiento. Con esta finalidad de asegurar mejor su creciente poblamiento e impulsar m?s activamente su mayor promoci?n econ?mica y comercial, en agosto de 1252 Alfonso X otorg? a la ciudad el Fuero Real, muy parecido al de C?rdoba. Dot? a la villa de un concejo fuerte, de numerosas execiones fiscales y de un amplio t?rmino municipal, que abarcaba los municipios actuales de Agost, Monforte del Cid, Aspe, Novelda, Elda, Petrel, Busot, Aguas de Busot, Campello, Muchamiel, San Juan y San Vicente del Raspeig. Adem?s, el rey castellano dispens? grandes medidas de favor al puerto de Alicante, considerado de gran valor estrat?gico.

Entre 1264 y 1266 Alicante estuvo inmersa en una rebeli?n mud?jar que se extendi? por casi todo el Reino de Murcia; el rey castellano, empleado entonces en el asedio de Niebla, solicit? ayuda a su suegro Jaime I de Arag?n para sofocarla. ?ste intervino r?pidamente y redujo todas las ciudades rebeladas a la aceptaci?n de la soberan?a castellana.

Corona de Arag?n

Debido a una crisis din?stica por la sucesi?n de Sancho IV el Bravo, el infante Fernando de la Cerda, un aspirante ileg?timo a la Corona de Castilla, pidi? ayuda a Jaime II de Arag?n a cambio de donarle, en caso de conseguir la Corona, el Reino de Murcia, seg?n los acuerdos secretos de Calatayud (1289), Ariza (enero 1296) y Ser?n (febrero 1296). Aprovechando la situaci?n, Jaime II procedi? a la conquista del Reino de Murcia.

Alicante fue conquistada en abril de 1296, a pesar de la resistencia del alcaide del castillo Nicol?s P?rez, terminando con la soberan?a castellana. La conquista fue, en parte, facilitada por los colonos cristianos de origen aragon?s (como, por ejemplo, la ayuda de la familia Torregrossa, de cuyo escudo se basa el actual blas?n de la ciudad). A?n as?, Jaime II respet? los privilegios e instituciones anteriores aunque adapt?ndolas a la nueva situaci?n pol?tica, particularmente despu?s de la incorporaci?n de Alicante, y el resto de comarcas lim?trofes al Reino de Valencia mediante la modificaci?n de lo fijado en el Tratado de Almizra (Sentencia Arbitral de Torrellas, 1304 y Tratado de Elche, 1305).

La repoblaci?n cristiana continu?, con una velocidad y n?mero mayores, por lo cual la poblaci?n originariamente castellana qued? en minor?a entre la poblaci?n cristiana. A?n as?, hasta la primera expulsi?n de los moriscos, la poblaci?n de origen ?rabe era mayoritaria en comparaci?n con los cristianos.

El crecimiento de principios de siglo XIV se ver?a truncado a partir de 1333, cuando ya el hambre se dej? sentir en Alicante, primera se?al de la crisis que se acercaba: la Guerra de la Uni?n (1348), la Peste Negra (1348) y la Guerra de los Dos Pedros (Pedro I de Castilla y Pedro IV de Arag?n) entre 1356 y 1366 que tuvo en Alicante uno de sus principales escenarios. La villa estuvo en manos castellanas y la poblaci?n emigr?, muri? o cay? cautiva. Como consecuencia de ello, la poblaci?n se vio reducida a la mitad, al igual que en otras ciudades del Reino de Valencia. Con la paz se inicia la reconstrucci?n social y econ?mica aunque los mud?jares pr?cticamente desaparecieron y los jud?os fueron una minor?a. Pedro IV el Ceremonioso dict? numerosas medidas para reactivar la econom?a y la paz social, aunque esto no evit? el ataque contra los jud?os de 1391 que acab? con la presencia de esta comunidad en la sociedad alicantina.

Durante el siglo XV Alicante continu? creciendo y una pr?spera agricultura orientada hacia la exportaci?n (vino, frutos secos, esparto) impuls? un notable desarrollo del puerto y una clase media que controlaba el gobierno municipal. El ?nico conflicto b?lico fue la guerra con Castilla de 1430 que no tuvo excesivas consecuencias. La poblaci?n continu? en aumento y este progreso sirvi? de justificaci?n a Fernando el Cat?lico para otorgarle el t?tulo de ciudad en 1490.


Edad Moderna

En 1510 Alicante era la quinta ciudad del Reino de Valencia. Desde la obtenci?n del t?tulo de ciudad el desarrollo institucional, econ?mico y demogr?fico de Alicante fue palpable. El puerto se convirti? durante la Edad Moderna en el m?s importante del Reino de Valencia y propici? el asentamiento de colonias de comerciantes extranjeros que imprimieron un gran dinamismo al tr?fico mercantil. La construcci?n del embalse de Tibi a finales del siglo XVI permiti? asegurar la producci?n de la huerta cercana a la ciudad, cuyo producto principal era la uva, y por consiguiente el vino, junto con la barrilla, el esparto y los frutos secos. El puerto adem?s se convirti? en punto de salida de los productos de La Mancha y en un eficaz redistribuidor de algunos productos coloniales y de salazones llegados del norte de Europa. El desarrollo econ?mico permiti? a Alicante arrebatar a Orihuela, en 1647, la capital de la Bail?a meridional valenciana y posteriormente, en 1785, la creaci?n de un Consulado del Mar independiente del de Valencia.

Alicante fue objetivo militar en pr?cticamente todos los conflictos b?licos. As? fue casi destruida en 1692 por la escuadra francesa que dirig?a el almirante D'Estr?es y durante la Guerra de Sucesi?n fue ocupada alternativamente por austracistas y borb?nicos. La voladura parcial del Castillo de Santa B?rbara por parte del caballero d'Asfelt determin? la salida de los aliados de la ciudad y el triunfo borb?nico en esta parte del Reino de Valencia. La Guerra de Independencia dej? tambi?n sus secuelas como consecuencia de la crisis de subsistencia y de los gastos militares, se construyeron nuevas murallas y el Castillo de San Fernando, aunque las tropas francesas no llegaron a ocupar la ciudad.


?poca Contempor?nea

El talante abierto y liberal de los alicantinos se manifest? a lo largo del siglo XIX. Muestras de ello son el gozo popular por la Constituci?n espa?ola de 1812 y la desaparici?n de la Inquisici?n, las grandes dificultades para formar un batall?n de voluntarios realistas en 1824 para reprimir a los liberales, la rebeli?n de Pantale?n Bon? en 1844, el apoyo a la Vicalvarada (1854) y al pronunciamiento de septiembre de 1868 que dio paso al Sexenio Revolucionario. El primer club republicano se abri? en Alicante alrededor de noviembre de 1868, y esta tendencia pol?tica triunf? en las elecciones municipales de 1870.

La provincia de Alicante naci? como tal en las Cortes liberales de 1822, y correspond?a con la antigua Bail?a meridional valenciana, si bien fue ampliada en 1833 con parte de la desaparecida provincia de J?tiva y los municipios de Villena y Sax. En 1847 comienza la ampliaci?n del puerto, y en 1858 finaliza la construcci?n del ferrocarril entre Alicante y Madrid con el enlace Alicante-Almansa. Entre 1854 y 1878 de derruyeron las murallas de la ciudad.


Siglo XX

Marina Deportiva de AlicanteDurante el periodo 1920-1935 la econom?a alicantina se decant? por la industria mientras la agricultura se sum?a en una segunda crisis. Alicante fue una de las ciudades donde los republicanos ganaron las elecciones municipales de 1931 y durante toda la II Rep?blica los partidos de izquierdas mantuvieron una mayor?a holgada, tanto en la ciudad como en la provincia.

En el inicio de la Guerra Civil espa?ola, el bando sublevado fracas? en un intento de poner sitio a la ciudad desde Orihuela y otras poblaciones de la Vega Baja. Otro suceso importante fue el fusilamiento, del diligente falangista Jos? Antonio Primo de Rivera que se encontraba preso en Alicante, el 20 de noviembre de 1936.


Calle Arquitecto Morell de Alicante durante las inundaciones de 1997La d?cada de los sesenta trajo el desarrollo econ?mico y el crecimiento demogr?fico que continu? en las d?cadas siguientes. La econom?a evolucion? hacia el sector servicios, especialmente hacia el turismo, y se produjo el mayor desarrollo urban?stico de la ciudad, con el nacimiento de nuevos barrios en el extrarradio.

Un problema debido al clima mediterr?neo, son las inundaciones.

El 19 de octubre de 1982 ca?an 220 mm en la ciudad, un nuevo r?cord de lluvia en menos de 24 h que caus? numerosas p?rdidas materiales. La Rambla de las Ovejas llegar?a a 400 m?/s, su m?ximo hist?rico, y sembrar?a el caos en el barrio de San Gabriel, con dos muertos, lo que motiv? que tras la riada fuese canalizado el tramo final de la rambla. El 30 de septiembre de 1997 se vuelve a batir el r?cord de lluvia con 270 mm y la ciudad sufri? las peores inundaciones de su historia, con cuatro muertos y una altura de las aguas que en algunos barrios como Playa San Juan ? San Agust?n superaron el metro. Se decret? un d?a de luto oficial en el que las autoridades se dedicaron a drenar las aguas que anegaban barrios enteros. Las p?rdidas econ?micas fueron cuantiosas, sobre todo en el centro de la ciudad y las playas, lo que motiv? un gran plan de defensa antirriadas cuya efectividad todav?a est? por comprobar.


Siglo XXI

Con el nuevo siglo, Alicante ha conocido un crecimiento demogr?fico excepcional fruto de la llegada de inmigrantes. Esto, unido a que las generaciones m?s numerosas son las que actualmente est?n buscando vivienda, ha causado un nuevo auge urban?stico que conlleva una expansi?n urbana. Para mejorar las comunicaciones se est? llevando a cabo la construcci?n del TRAM Metropolitano de Alicante, una combinaci?n de tranv?a y metro ligero que ser? subterr?neo en algunos tramos. Por otro lado en la zona sur de la ciudad est? el proyecto de la Ciudad de la Luz, unos estudios de cine que ya est?n en funcionamiento.

Esto ultimo de Wikipedia
Comentarios