Lunes, 13 de noviembre de 2006
Publicado por La_Seu @ 10:36
Comentarios (0)  | Enviar
Valencia sin muros
Una ciudad en plena expansi?n, que llega al mar con nuevos espacios urbanos y arquitecturas espectaculares y que derrib? sus murallas en 1865

F. HERRERO/VALENCIA


Imagen

Las Torres de Quart fueron construidas entre 1441 y 1460 seg?n el modelo del Castel Nuovo de N?poles

De estilo ojival, sus obras se iniciaron en 1441 por Tom?s Oller e intervinieron en su construcci?n los maestros Francesc Valdomar, Jaume P?rez, Pere Comte y Pere Bonfill. Ejemplo de construcci?n militar del g?tico tard?o, tomaron como modelo las torres del Castell Nuovo de N?poles.
Fueron construidas de cal y canto por el sistema de encajonadas utilizando piedra picada en los ?ngulos, arcos y cuerpos volantes. Proteg?an el portal del mismo nombre, que daba acceso al camino que conduc?a a Quart de Poblet. Recibieron tambi?n el nombre de Torres de la Cal, ya que en el s.XVIII se exig?a que la cal que entraba en Val?ncia pasara por all?.
Las obras terminaron en 1460, y posteriormente se realizaron varias reformas para conservar la construcci?n en buen estado. En 1626 se estableci? en su interior la c?rcel de mujeres, utiliz?ndose desde entonces como prisi?n.
En 1952 se iniciaron las obras de restauraci?n de su interior, da?ado por los asedios de las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia. Los efectos de su artiller?a son claramente visibles en la fachada de las torres.
Actualmente el monumento es sede de la Colecci?n Museogr?fica de Cerrajer?a.

un poeta hispano-musulm?n de finales del siglo XI, Ibn al-Zaqaq, dec?a en unos versos, refiri?ndose a Valencia:

?Nuestro Se?or la ha revestido del brocado de la belleza/ adornado de dos orlas, el mar y el r?o?(...)

La limpieza de las torres de Quart deja las paredes medievales al descubierto

La restauraci?n incluye la eliminaci?n del enlucido de las fachadas traseras

Un fuerte andamiaje sirve a los t?cnicos para trabajar en el interior de las torres de Quart. Oculto a la visi?n del p?blico, desde hace semanas se trabaja en la eliminaci?n de toda la capa de mortero y enlucido de las paredes, para dejar a la vista la obra medieval. La previsi?n es acabar la obras en marzo del pr?ximo a?o.

PACO MORENO/VALENCIA

El acceso es complicado por el polvo, las estrecheces y los riesgos de un golpe en la cabeza con alguna varilla de hierro. La limpieza de las torres de Quart se desarrolla entre estrechos andamios que permiten a los t?cnicos llegar con comodidad a las paredes, donde cada cent?metro es revisado para buscar los colores originales del monumento.

Dentro de este trabajo, una de las partes m?s llamativas ha sido la eliminaci?n de los que los t?cnicos llaman ?elementos impropios?. As?, las paredes interiores tambi?n son objeto de una profunda intervenci?n. De color gris, el enlucido de los a?os 60 es considerado especialmente inadecuado.

Lo mismo sucede con las paredes traseras situadas junto a la escalera. Esta limpieza eliminar? una restauraci?n realizada en los primeros a?os 90, demasiado severa seg?n los t?cnicos de la Polit?cnica que dirigen los trabajos. Por esta raz?n, se har? lo mismo que en las paredes interiores, es decir, dejar a la vista la construcci?n original.

Fuera de las torres, en la parte que recae a la calle Guillem de Castro, tambi?n se han encontrado pistas de la construcci?n de la estructura defensiva. ?Con las torres se hizo parte de la muralla?, asegur? uno de los responsables del proyecto, el profesor Manuel Ram?rez.

Limpieza cuidadosa

Adem?s de detectarse la misma t?cnica constructiva, los materiales empleados son argamasa de cal con piedras, junto con un revoco anaranjado que se ha demostrado como uno de los colores predominantes. Por esta raz?n, los t?cnicos apenas tocan esta capa durante la limpieza de las fachadas.

La previsi?n es acabar la obra antes del pr?ximo marzo. A?n as?, la consolidaci?n de las capas originales se hacen con sumo cuidado. Antes de la limpieza se consolida la zona con cal a?eja, en concreto los bordes. As? se evita que haya desprendimientos. Despu?s se trabaja con una p?tina este sellado, para que quede de color rojizo.

Esta tonalidad, seg?n dijo Ram?rez, es una tradici?n que se remonta hasta la ?poca romana. La suciedad se elimina con una pasada de agua y polvo de m?rmol para eliminar la humedad que deja esta limpieza.

La transformaci?n de las torres y las distintas reformas han dejado tambi?n su huella. En algunos casos se mantendr?n, como el picado de la piedra que se hizo en el arco justo encima de la puerta principal, que tambi?n se ha restaurado. Las dos enormes l?minas de madera ya est?n limpias, as? como las bisagras.

A modo de an?cdota, Ram?rez dijo que tras la Guerra de la Independencia, algunos agujeros dejados por los ca?onazos se pintaron.

Mensajes para el futuro en las torres de Quart

Las obras de restauraci?n del monumento encuentran una sala oculta con el grafito de un militar del siglo XIX

PACO MORENO/ VALENCIA

Coronel Scorcia. 1824-1834. Esa es la inscripci?n que se ha encontrado en la restauraci?n de las torres de Quart al tirar una pared falsa que tapaba una de las salas de la torre norte. Se trata de un elemento m?s del pasado carcelario del monumento, entre los siglos XVI y XX, y que el p?blico podr? ver gracias a la colocaci?n de una placa de cristal, seg?n coment? ayer uno de los responsables del proyecto, el arquitecto Manuel Ram?rez.

El hallazgo se produjo cuando uno de los equipos de la restauradora jefa, Marisa Valera, picaba las paredes interiores de las torres. Como adelant? LAS PROVINCIAS este domingo, la intenci?n de esta parte de la obra es eliminar una capa de enlucido colocada en los a?os 60, para que las torres vuelvan a tener el aspecto medieval original.

La sorpresa fue que la piqueta dio con una pared falsa. Tras su demolici?n, apareci? a la vista de los t?cnicos una peque?a sala, donde se aprecian los gruesos muros del inmueble, con varios grafitos en la pared de la izquierda. La inscripci?n del militar citado es la ?nica legible, aunque ahora vendr? una cuidadosa tarea de recuperaci?n del resto de las pintadas.

Algunas pueden tener una escasa antig?edad, aunque ha habido casos de inscripciones de la primera ?poca de la c?rcel, cuando las torres eran una prisi?n. Barcos y peces predominan en este periodo, quiz? por el deseo de libertad de los encarcelados.

La sala donde se ha encontrado la pintada tiene una ventana, cegada desde el exterior y que se mantendr? as?, coment? Ram?rez.

Al igual que el resto de los grafitos, el testimonio del paso del coronel Scorcia formar? parte del trabajo del coronel Ad?n, quien dirigi? el Museo Militar y ahora colabora en la explicaci?n del pasado b?lico de las torres. El arquitecto descart? cualquier hip?tesis sobre la pintada, aunque todo indica que se trata de un preso que vivi? durante diez a?os en el recinto. Del pasado como c?rcel de las torres de Quart quedan todav?a huellas, a pesar de la restauraci?n que en los a?os 50 y 60 elimin? parte de esta obra. As?, se destaparon los huecos traseros, que mantienen ese aspecto en la actualidad. Antes, record? Ram?rez, se tapiaron para evitar que los presos se suicidasen lanz?ndose al vac?o.

El coronel Ad?n tambi?n es el encargado de estudiar los proyectiles encontrados en los agujeros de las fachadas de Guillem de Castro. De momento se ha encontrado una bala de ca??n y restos de fusiler?a. La composici?n met?lica puede dar alguna pista de su origen.

Al margen de estas inscripciones, la limpieza de las torres y su restauraci?n sigue con el objetivo de retirar todos los andamios antes del pr?ximo marzo. La principal preocupaci?n del proyecto es mantener los colores originales de las torres, en ocasiones sac?ndolos a la luz al eliminar una costra acumulada por la contaminaci?n del tr?fico y las aves que anidan en los agujeros.

Este es el motivo de la eliminaci?n de la capa de cemento en las salas, lo que ha deparado el hallazgo del grafito del militar. Tambi?n se quitar? una capa situada en la fachada trasera, en la plaza de Santa ?rsula, colocada en una pol?mica restauraci?n realizada en los a?os 90.

Imagen
Comentarios